El centro está dotado de unas instalaciones cómodas, modernas y sin barreras arquitectónicas.

Disponemos de una amplia área de recepción y espera, habilitada con sofás, prensa y revistas, televisor y máquina de café donde los pacientes y/o acompañantes pueden esperar su cita de forma agradable y confortable.

                

                         

Contamos además con un despacho donde realizar la entrevista y valoración inicial de manera personalizada para, de esta manera, poder realizar posteriormente un tratamiento totalmente adaptado a las necesidades de cada paciente. Para llevar a cabo este tratamiento tenemos cuatro salas individuales de tratamiento (dos de ellas equipadas con camillas hidráulicas) y una espaciosa sala de recuperación funcional (equipada con todo el material necesario para realizar ejercicios terapéuticos, reeducación de la marcha, trabajo de propiocepción, reentrenamiento muscular, reeducación postural…), muy adecuada tanto para complementar el tratamiento de sala como para realizar escuela de espalda y otros tratamientos grupales.

                

    

         

Las instalaciones se completan con un aseo público totalmente adaptado para personas con movilidad reducida según la normativa vigente.