Usamos técnicas encaminadas a mantener y/o mejorar la capacidad pulmonar y aliviar los síntomas que pueden producir enfermedades como la bronquitis crónica, asma, enfisema pulmonar, atelectasias o cualquier otro tipo de enfermedades que produzcan insuficiencia respiratoria. Dichas técnicas pueden ser utilizadas para favorecer el drenaje de las secreciones, mantener o recuperar la capacidad pulmonar, evitar complicaciones como las pneumonías o infecciones respiratorias…con el objetivo siempre de mejorar la calidad de vida del paciente.