En el caso de la fisioterapia infantil se persigue el objetivo de evitar, en la medida de lo posible, limitaciones que impidan en el futuro desarrollar una vida adulta independiente.

Para ello, desde la fisioterapia buscamos minimizar las incapacidades y mejorar la calidad de vida de los niños que sufran alteraciones del equilibrio y el movimiento causados por trastornos del desarrollo psicomotriz, PCI (parálisis cerebral infantil), enfermedades neuromusculares, enfermedades metabólicas, accidentes menores o fracturas, esguinces…