Realizamos rehabilitación en los pacientes con enfermedades enmarcadas en la reumatología para lograr una mejoría en su calidad de vida y frenar, en la medida de lo posible, el avance de la enfermedad y el agravamiento de sus síntomas.
Así, trabajamos con pacientes que sufren enfermedades de afectación general como artritis, artrosis, osteoporosis, fibromialgia entre otras, y con enfermedades que tienen una afectación más localizada en algunas partes del cuerpo como son la escoliosis, espondilitis anquilosante,….
Adecuamos siempre el tratamiento a la persona y a la situación actual de la enfermedad, teniendo en cuenta la afectación y el estadío en el que se encuentra, tratando de obtener el mejor resultado posible.